¡Decide decidir!

Los días de tormenta, esos que tendemos a temer, son los que tienen el potencial de provocar las mejores olas en otras latitudes.

Nuestra vida está llena de retos y oportunidades, cuando llega la tormenta hay que saber que también probablemente llegan los sistemas generadores de las mejores olas en meses y años. Una crisis aunque suene cliché, trae consigo una oportunidad y muchas veces la correlación entre ellas no es proporcional. En los sistemas dinámicos una eventual situación negativa podría terminar convirtiéndose en algo realmente bueno.

Las tormentas limpian los océanos, son necesarias para todo el ecosistema. Cuando estamos dentro de ellas, pareciera que demoran toda una eternidad, sin embargo, tienen un tiempo finito. Luego no solo llega la calma, sino que producto del efecto tormenta podrían producirse las olas que estábamos esperando: limpias, definidas, perfectas…

El buen entrenamiento es dentro de la tormenta. El carácter se forja en la adversidad. La inteligencia emocional se prueba en medio de las crisis. Nuestra capacidad de adaptarnos al entorno es la piedra angular de la evolución. Esa tormenta que viene y que vemos como una amenaza, puede traer la ola de nuestras vidas. ¿Tenemos la tabla encerada para correrla?

Es a través de nuestras decisiones que adquirimos la habilidad de surfear nuestra realidad, las mismas te ubicarán en el lugar donde quieras estar, o no, en los próximos años de tu vida.

Aquí algunos consejos para decidir en tiempos de tormenta:

-Si tienes una crisis emocional, no te apresures a tomar decisiones importantes. Espera que las aguas internas se calmen un poco. Cuando la crisis llega al corazón y la mente se siente que nada tiene sentido y que todo está derrumbado. Esa siempre será una ilusión que nublará el criterio de decisión.

-Reúne los elementos necesarios para decidir. La información es el activo clave. Para disipar una duda generalmente se necesita una acción. Muévete para buscar respuestas. Para tomar la ola siempre hay que remar.

-Mi herramienta preferida es el indicador de paz interna. Imagina tomando esa decisión importante e inmediatamente activa todos tus sentidos y reconoce como te sientes. ¿Cuál es la sensación?, ¿Agradable? ¿Desagradable? ¿Sientes incomodidad por algo?, encuentra la razón.

-Busca consejeros, es un principio de la sabiduría, pero no busques quien decida por ti.

Por: Alberto Cárdenas – @acardenasfx

vinculos_banco_exterior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s