#SinIgualEs invertir en tus conocimientos

Abraham Lincoln no estaba tan equivocado cuando dijo: “El conocimiento es la mejor inversión que se puede hacer” y  Benjamin Franklin también estuvo a la altura de las circunstancias cuando dijo  “La inversión en conocimiento paga el mejor interés”.

Existen muchas definiciones para la inversión. En términos sencillos, es la actividad mediante la cual se destina un capital (financiero, humano, social, etc) a cierto vehículo (acción, bono, empresa, proyecto, etc), el cual, luego de un tiempo debe generar un retorno. La incertidumbre frente al retorno es lo que conocemos como riesgo.

Cuando hablamos de invertir en conocimiento nos referimos a esa apuesta que hacemos en el más importante de los vehículos de inversión, nosotros mismos. Cuando decidimos invertir parte de nuestro tiempo y recursos en un programa de formación, leyendo un buen libro o practicando una habilidad, estamos invirtiendo en conocimientos. Estamos echando a andar nuestra rueda evolutiva y nos embarcamos en la ruta para ser cada día mejores. Los retornos esperados en la línea de tiempo se magnifican.

Cuando adquirimos nuevos conocimientos nuestras probabilidades de adaptarnos al entorno cambiante se incrementan y nuestras respuestas mejoran. Invertir en conocimientos es apostar por mejorar nuestro criterio para la toma de decisiones.

Cuando se habla de inversión, la mayoría de las personas asocian el concepto directamente al capital financiero, cuando en realidad, la inversión es un proceso dinámico y creativo que implica la utilización de recursos, dentro de los cuales, el financiero es solo uno de ellos.

Muchos estudios han demostrado que en entornos de crisis, con variables macroeconómicas adversas (inflación, desempleo, devaluación de la moneda, riesgos jurídicos, etc) una alternativa interesante es aprovechar la coyuntura y mientras otro tipo de negocios dejan de ser atractivos, la inversión en nuestra mejora intelectual y profesional puede ser una excelente opción.

¡Comienza a armar tu propio plan de inversión en conocimiento!, aquí algunas opciones:

1.- El aprendizaje de un nuevo idioma siempre es una excelente opción que deja muy buenos retornos.

2.- Postgrados, especializaciones.

3.- Cursos cortos especializados. Esta es quizás la opción que en lo particular a mí más me gusta.

4.- Simplemente invertir en comprar un buen libro y LEERLO. La inversión pasa no solo por el gasto en la librería, la parte fuerte viene en el tiempo dedicado a leer y digerir la información.

5.- Charlas, conferencias, talleres relacionados con tu proyecto de vida.

6.- Un tutor, coach o mentor. Siempre es bueno contar con ayuda profesional que te permita una orientación adecuada para el uso de todos tus recursos.

En @BancoExterior tienes un aliado y múltiples productos financieros que te permitirán ampliar tus conocimientos.

Por: Arberto Cárdenas – @acardenasfx

inversion_en_conocimientos_vinculacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s